La Salida es Ideológica

NO HAY ARGUMENTOS A FAVOR DEL SOCIALISMO; SON CONTRA EL CAPITALISMO
Julio Camino conversa con Alberto Mansueti sobre la salida para Venezuela. Julio es el autor del libro Historia y Futuro de dos partidos”, Editorial Las Novedades. Está a la venta en esas librerías y en los kioscos de Distribuidora Continental, en todo el país, Caracas e interior.

# Alberto Mansueti: ¿Le ves salida a Venezuela y por dónde?
— Julio Camino: La salida es ideológica. La salida pasa por minar y socavar la legitimidad de este régimen. Y la legitimidad no es democrática, no es por los votos ni pasa por las elecciones; es ideológica, es por las ideas. Por eso decimos que en Venezuela el camino de salida pasa necesariamente por deslegitimar el socialismo. ¿Por qué lo decimos? Pues porque la legitimidad del socialismo entre los venezolanos, a nivel popular, es la tarima ideológica sobre la cual el régimen está firme e inamoviblemente parado, no importa los votos. Se piensa que el capitalismo es malo. Y que el socialismo, simplemente por ser lo opuesto y contrario al capitalismo, es o debe ser bueno.

# AM: ¿”Deslegitimar el socialismo”? ¿Y cómo eso se hace operativo?
— JC: Esa legitimidad es implícita, lo que es explícito es la ilegitimidad del capitalismo, el sistema contrario. Si nos preguntamos ¿Y por qué esa legitimidad del socialismo, sin examinar las razones? Muy simple: porque el socialismo es lo contrario al capitalismo, y el capitalismo, en el imaginario popular es un régimen moralmente condenable, lo más “injusto e inhumano” de este mundo.

# AM: ¿Cuáles son los argumentos en favor del socialismo? ¿Son válidos?
— JC: Los argumentos en favor del socialismo propiamente no existen, no hay, son falacias contra el capitalismo. Y se caen solos en cuanto son confrontados con la realidad. El socialismo es una cosa tan carente de argumentos, que sólo puede ser adoptado por naciones como las nuestras, que no conocieron el capitalismo liberal ni sus beneficios, y por eso son pobres e ignorantes. Y el resentimiento les lleva a tragarse uno por uno los mentirosos cuentos que las izquierdas de los países ricos van inventando, uno tras otro, contra el capitalismo, para seguir tapando los sucesivos y reiterados fracasos del socialismo.

# AM: Ejemplos..
— JC: En el siglo XIX, Marx y Engels acusaron al capitalismo y a las empresas de “explotar” a sus obreros con “la plusvalía”. Pero en Europa y EEUU, los trabajadores de las compañías capitalistas como Standard Oil, Ford, General Electric, Shell, y muchas otras, salieron de la pobreza y prosperaron, e incluso algunos se hicieron ricos. Abajo ese argumento. Después en el siglo XX, los profesores de La Sorbona y los “expertos” de la Cepal, basados en las teorías de Lenin, acusaron a las empresas de explotar mediante el “imperialismo” a los países pobres del Tercer Mundo. Pero fueron las economías más “dependientes” del comercio exterior, y abiertas al intercambio global, como Hong Kong, Singapur, Taiwan y Corea del Sur, las que de repente se hicieron ricas, y en pocos años. Abajo también ese argumento.

# AM: ¿Y después?
— JC: Años más tarde, cuando el Mayo francés, y de Berkeley, California, en el ‘68, el marxismo cultural con Marcuse acusó al capitalismo de “oprimir a los jóvenes”. Pero resulta unos jovencitos como Bill Gates y Steve Jobs, en Silicon Valley, misma California, y ahora Mark Zuckerberg, el de Facebook, se hicieron multimillonarios antes de sus 40, sin pedirle nada al Gobierno, sólo con el puro capitalismo. Y en los ’90, unas tímidas refJulio Perfilormas “neoliberales”, todavía muy pero muy lejos del capitalismo neto, abrieron sin embargo ciertas compuertas en los mercados financieros y bursátiles; y fueron los jóvenes “yuppies” quienes más las aprovecharon para ganar independencia. ¡Y abajo ese argumento “generacional”!

# AM: Y ahora arremete fuerte el marxismo con el feminismo. Acusa al capitalismo de “oprimir a la mujer”. Pero en China, India y América latina, pequeñas ventanas de un capitalismo incompleto se les abren en la economía informal, y quienes más las aprovechan son las mujeres. A diferencias de las pobres mujeres atrapadas en su crónica dependencia del Welfare State, que ahora estalla y se les cae encima a pedazos en Europa y EEUU. Para colmo, la enorme mayoría de mujeres de la economía subterránea son indígenas de piel muy cobriza, así que a los socialistas tampoco les vale su argumento indigenista y racista contra el capitalismo. Claro, les queda el ecologismo.
— JC: Así es. Acusan al capitalismo de “destruir el ambiente y extinguir la flora y la fauna”. Pero en algunos países de África ya se ensaya con la propiedad privada como medio mucho mejor que el estado para el cuidado y la preservación del medio ambiente y las especies: cada quien cuida mucho mejor lo que es suyo, que aquello que es de todos, y de nadie. Por eso embisten furiosos contra “los transgénicos” y nos meten miedo con eso de que “las mutinacionales de alimentos nos envenenan”. Pero viene Mark Lynas, un propagandista “verde” arrepentido, y confiesa la verdad: nos han estado mintiendo descaradamente.

# AM: ¿Cómo se deslegitima el socialismo entonces?
— JC: Sólo reivindicando el capitalismo. No hay otra manera. Cuando la dirigencia de la oposición venezolana dice “no se puede defender al capitalismo porque sería impopular”, ni se puede reivindicar a la derecha, por la misma razón, está aportando su principal contribución a legitimar el socialismo, por la vía contraria, ¡¡y por tanto afirmando al régimen en su base de legitimidad!!

# AM: El cliché del “Capitalismo salvaje”…
— JC: Exactamente. Por esto al chavismo, como a cualquier régimen socialista, en su propaganda no se empeña tanto en legitimar al socialismo como en seguir deslegitimando al capitalismo. Tipo Papa Francisco: todos los días el hombre parece que desde que se levanta hasta que se acuesta despotrica contra el libre mercado, el capitalismo, la globalización del comercio, etc etc. y dice que eso es injusto, inhumano, que es la causa de la pobreza y la miseria, bla bla bla… y la prensa retrasmite a todo el mundo.

# AM: Pongamos ejemplos….
— JC: Dos ejemplos contrarios: Cuba señala el camino que no es; y Checoslovaquia, el que es. Despotricando contra el capitalismo los socialistas montan la tarima ideológica sobre la cual se paran, se legitiman. Y nada ni nadie los va a mover un ápice de su posición de poder, a menos que alguien se ponga a hablar bien del capitalismo, como los liberales en Europa del Este, 1989. Ahí es cuando el socialismo se cae de su pedestal, y en su caída arrastra a los regímenes que se legitiman en estas creencias contrarias al capitalismo, tan arraigadas en el corazón popular. Cuba es el otro ejemplo: siempre la oposición contra los Castro, muy pocas veces contra el socialismo, y nunca en favor del capitalismo. Por eso allí sigue el régimen, más de medio siglo después, tan firme como el primer día, en 1959. No se ha hecho nada por legitimar el capitalismo. Así lo hizo Vaklav Klaus en Checoslovaquia, en 1989.

# AM: ¿Y cómo? ¿Por ejemplo como María Corina Machado “capitalismo popular”?
— JC: No. Así no se hace. Al capitalismo no hay que ponerle adjetivos para propagandizarlo: que si “humanista”, que si “moderno”, que si “popular”, que si “democrático”. Porque si lo haces de este modo, asumes que el capitalismo en sí mismo es algo malo, y es necesario cualificarlo; y una vez cualificado con un adjetivo se hace bueno. Pero te vas a enredar explicando el significado del adjetivo, cualquiera sea.

# AM: ¿Y cómo lo harías tú?
— JC: Para diferenciar el capitalismo del mercantilismo, lo que hay que exigir es: “Capitalismo Para Todos”. Con esa expresión, mucho más feliz, asumes que el capitalismo es algo bueno, buenísimo, tan bueno que todos deben tenerlo.. y de paso das a entender que hoy en día no todos lo tienen, al menos plenamente.

# AM: ¿Conclusión?
— JC: Sin deslegitimar el socialismo, ¡no salimos del chavismo! ¿Y eso cómo se hace? Reivindicando el capitalismo. No hay de otra.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s