La Magia de las Relaciones


La mayor parte de la literatura que fomenta la excelencia humana, invita al lector a hacer un trabajo de observación interior para reconocer pautas mentales que lo conecten con sus dificultades emocionales, con el fin de lograr el cambio de creencias que le permita evolucionar y sentirse plenos; no obstante, en occidente no estamos socioculturalmente entrenados para esto, y hay la tendencia de evadir la realidad cuando ésta es dolorosa, y hacer un auto reconocimiento que nos haga sentir imperfectos es algo a lo que le tememos.

Este libro es una invitación a hacer aquello para lo cual estas mejor entrenado, es decir, la observación del entorno, para aprender de él. La mente tiene un mecanismo lineal de trabajo y proyecta nuestro ser al exterior; esto me entusiasmo a hablar sobre el tema.

He aquí la oportunidad de apoyarte en aquello que tanto te atormenta, para aprender a ser mejor: Las Relaciones.

Y así, nació en mi corazón y mi mente “LA MAGIA DE LAS RELACIONES” disfrútalas y aprende de ellas, solo para eso están hechas.

Descarga el eBook en: LA MAGIA DE LAS RELACIONES

O compra el libro en paperback en: LA MAGIA DE LAS RELACIONES

Advertisements

Un Hombre que me Represente

¿Cuándo, cómo y dónde se estableció que el hombre debe representar a la mujer?, ¿qué significa e implica esa representación?, ¿la Biblia y otros textos de similar importancia contienen este precepto?, ¿cuánto existe de natural y de cultural en este tipo de expectativas?

¿Fueron las fuerzas físicas, necesarias para la caza, pesca y otras acciones de supervivencia, las que sentaron las bases de la representación masculina? Si aceptamos esa idea ¿cómo se explica que no siendo ya éstas un factor determinante para la supervivencia humana, aún sigue esperándose la representación masculina, cualquiera sea su significado?

¿Es la representación masculina un producto social, revestido de justificaciones biológicas?, ¿qué han querido decir con esa frase las integrantes de diversas generaciones de mujeres?, ¿qué implicaba representar a esas mujeres para los hombres de cada época?, ¿cuáles eran los contextos en que una frase como esa cobraba sentido?

¿Significa lo mismo esta frase en labios de nuestras abuelas y madres que para nuestras jóvenes profesionales, con una autonomía importante en sus vidas?, ¿qué entiende el hombre actual por representar a una mujer?, ¿una joven de un sector popular querrá decir lo mismo que su congénere de otro estrato socioeconómico?, ¿sabe cómo hacerlo el hombre de hoy? Y, especialmente: ¿cuál es su importancia en la relación de pareja?

Las respuestas a estas y otras inquietudes son la justificación y relevancia de este libro, ya que “un hombre que me represente” es una expectativa que enlaza, une o desune, tiende puentes o los rompe, produce expectativas en unas y otros acerca de las funciones masculinas: su cumplimiento o no tendrá un fuerte impacto en la calidad de cada relación de pareja.

Descarga el eBook en: UN HOMBRE QUE ME REPRESENTE

O compra el paperback en: UN HOMBRE QUE ME REPRESENTE

SaveSave